Quiénes somos

La Asociación Espírita de Valencia es una entidad con personalidad jurídica propia, de orientación filosófica kardeciana, sin ánimo de lucro, e inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad Valenciana con el n. 6175.

Sus fines son el estudio y divulgación del Espiritismo, basado en los textos de Allan Kardec.

Organiza cursillos, seminarios y conferencias de asistencia libre y gratuita. También realiza acciones sociales, prioritariamente dirigidas a la tercera edad, personas minusválidas o enfermas, y, en general, prácticas de amor fraterno y caridad, realizadas de forma individual o colectivamente.

 HISTORIA

 Se tiene constancia documental de la existencia de grupos espiritistas en Valencia desde el siglo XIX, como el Centro "Amor y Sapientia", que participó en el primer Congreso Internacional Espiritista celebrado en Barcelona en 1888, como también la Sociedad de Estudios Psicológicos de Alicante, y de otros grupos en Alcoy, Sueca, etc., que se desarrollaron especialmente durante las primeras décadas del siglo XX.

Tras la guerra civil de 1936-39, el Espiritismo, como tantas otras filosofías y creencias, fue perseguido durante la Dictadura, quedando reducido a pequeños grupos familiares diseminados e inconexos, por su nuevo carácter de clandestino. Esta circunstancia histórica, unida al desarrollo paralelo de los totalitarismos en Europa, la influencia de las guerras mundiales, junto con el desarrollo del positivismo y del materialismo, supuso un grave retroceso en la divulgación del Espiritismo y de cualquier filosofía espiritualista en España.

La Asociación Espírita de Valencia tiene, pues, sus orígenes en 1979 cuando la recién aprobada Constitución Española en diciembre de 1978 reconoce el derecho de asociación en su artículo 22. Impulsora del grupo espírita de Valencia es Santiaga Noguero, quien conoció el espiritismo durante su niñez, en fecha anterior a la guerra civil.

Tras largos años de ostracismo, Santiaga Noguero, en 1979, contactó con Rafael González Molina y, junto con otros espiritistas, participó en el 1º Congreso Espírita Nacional de 1981 en Madrid, que tan decisiva influencia tuvo para el desarrollo del espiritismo español. Contactó también con Divaldo Franco, gran divulgador y médium brasileño, y con miembros de la Sociedad Parapsicológica Villenense.

Tras la formación de un grupo en Valencia, cuya primera sede estuvo situada en la calle San Pío V, junto al Museo de Bellas Artes, y más tarde en la calle Visitación, el grupo se constituyó legalmente como Asociación Espírita de Valencia el 6 de febrero de 1994.

MARCO LEGAL

Constitución Española, art. 22.

Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del derecho de asociación.

Código Civil.

Estatutos de la Asociación Espírita de Valencia.